Entre los recursos y actividades utilizados por los profesores que diseñan una materia a distancia, está la presentación de contenidos, ya sea a través de lecturas, de objetos de aprendizaje, de videos o de presentaciones. Posterior a esto se exponen ejercicios a través de lecciones o cuestionarios en los que se verifica o evalúa la adquisición de las competencias o de los conocimientos o a través de la recuperación de trabajos o documentos escritos.

Sin embargo en este modelo sigue faltando la interacción con el tutor que comenta, celebra, corrige, o re-direcciona el aprendizaje y  esto puede ser eventualmente cubierto por los tutores inteligentes.  ¿Por qué no aparecen en las propuestas de educación virtual?

Uno de los problemas principales para la construcción de los tutores inteligentes, es el tiempo de desarrollo, no obstante ahora podemos encontrar herramientas de autoría que a partir de mecanismos generalizados facilitan su creación, a fin de que los profesores puedan desarrollarlos y se enfoquen en los mecanismos de explicación que cada uno de ellos propone de acuerdo a la propia transposición didáctica y también al conocimiento de los malos entendidos que pueden ser detectados en la propia práctica docente.

Estas herramientas de autoría proporcionan la interfaz que media entre la automatización de las tareas que el experto en el área del diseño de tutores inteligentes conoce y que han sido trasladadas a la herramienta de tal forma que soporten el entorno de desarrollo del tutor y que se integran a la interface en la que el alumno interactúa en el proceso de enseñanza aprendizaje virtual.

De la intervención del tutor se demanda el conocimiento que permita al agente inteligente adaptarse a las diferentes vías de entendimiento de cada estudiante, de proporcionar una retroalimentación inmediata justo en el momento en el que el alumno va registrando la solución del problema y detener el avance hasta que lo consiga.

Entonces hablamos de tres componentes: contenido, conocimiento del tutor y acciones del alumno que deberán entrelazarse con la interface que soporta  el administrador de accesos y de registro de actividades que fortuitamente proporciona un LMS.
Se combinan entonces herramientas de autoría de sistemas inteligentes, de presentación de contenidos, de elaboración de interfaces de presentación de problemas a solucionarse y de administración de los aprendizajes o LMS.

En el diseño del tutor, el docente que diseña el ejercicio modela la enseñanza y el aprendizaje a partir de los procedimientos y de los procesos que prevé del entendimiento del alumno, considerando diferentes formas de llegar a conocer, de estados de comprensión, de vías de solución y hasta de malos entendidos.

Sobre los tipos de tutores encontramos los que a través de la traza de la solución de un problema se deja un rastro ejemplo de solución sin necesidad de programar reglas, o bien los que requieren de la programación de reglas de producción que soporten el modelado de solución de problemas similares.  Ambos tutores requieren de la meta-cognición por parte del profesor para identificar las diferentes soluciones alternas y la diferencia entre los diferentes grados de abstracción y de conocimientos previos que las colocan en diferente grado acerca de lo óptimo de la comprensión alcanzada por el alumno para la solución tanto como a  las restricciones de los problemas, el orden de la ejecución, y a los malos entendidos que eventualmente suceden. El tutor también acompaña con mensajes de ayuda, sugerencias o pistas, así como de retroalimentación en el momento de cometer algún error.

La reflexión por parte del docente en el momento de formular las trazas o las reglas de producción también incluye la identificación de habilidades requeridas en cada paso. Cuando un alumno inicia la solución de un problema se encuentra en una situación parecida a esta en la que cada sección corresponde a conocimientos adquiridos previamente en diferentes niveles de comprensión. Por lo que en la solución de un problema el tutor construye la matriz de las habilidades requeridas para lograrlo.

cerebroyhabilidades

La expresión de los problemas a resolver utilizando gráficas o diagramas por parte del tutor también pueden ser evaluados en la medida en la que se identifican mayores o menores problemas al solucionarlos, de tal forma que es pertinente por ejemplo la siguiente consideración.

¿Son útiles los diagramas y tiene efecto el presentarlos en el momento de plantear la solución de un problema?

Las respuestas correctas se ofrecen como los caminos que le ayudan al alumno a adquirir las estrategias de solución de problemas y también proporcionan la oportunidad de explicar el propio pensamiento. Observar ejemplos resueltos da la oportunidad para explicar y reflexionar sobre las estrategias requeridas y las habilidades e intelecciones necesarias para trasladarlas a otros problemas similares.

Si sólo se explican ejemplos correctos, las situaciones en las que estos conocimientos no se aplican no se contemplan. Por otro lado en la explicación de ejemplos incorrectos se puede establecer el equívoco y también la razón de la equivocación.

Entonces además de poder adquirir las aptitudes del manejo herramental de los tutores inteligentes se hace necesario explicar meta-cognitivamente la propuesta didáctica del profesor, situación que nos compromete a la reflexión profunda de nuestra práctica docente.

About these ads