Cuando escribimos documentos formales que manifiestan nuestras opiniones, conocimientos, intuiciones, creencias, intentamos apoyarlos en las creencias, conocimientos, intiuiciones de otros que también así lo han expresado.

Para saber, quién , cuándo, en dónde se escribió se utilizan las referencias, es importante por un lado reconocer que nuestras ideas se han ido formando a través de lo que hemos leído o escuchado de otros, por lo que es necesario darle el crédito a quien lo tiene, y por otra parte respetar la propiedad de las ideas, evitando  el plagio que consiste en hacer creer que lo que escribimos es nuestro.

Así es como se utiliza el parafraseo, las citas textuales, las notas al pie de página o al final del documento, dónde se va recuperando la bibliografía utilizada.

Con la proliferación de fuentes, ahora no son solo libros,  periódicos o revistas, sino también páginas web, wikis, blogs, tweets y otras fuentes, las convenciones bibliográricas también se van modificando.

¿Cómo se cita un tweet?

Se empieza con el nombre real del autor y, entre paréntesis, el de usuario, si ambos difieren. Si solo conocemos este último, lo ofreceremos. Luego pondremos el texto completo del tweet entre comillas, sin modificar las mayúsculas. Concluimos con la fecha, la hora y el medio:

Guerrero, Claudia (guerreroclaudia). “@140GE Érase una vez un hombre, pasaba horas en la bañera,esperando que  algún día un EUREKA sucediera, esto era lo más,el dilema lo de menos” 28 de abril 2012, 8.27 a.m. Tweet.

https://twitter.com/guerreroclaudia/status/196229228822409216

 

Anuncios