¿Por qué tantas cosas de la sociedad actual se parecen tanto a las del pasado?,

Pregunta que hace George Siemmens en Conociendo el Conocimiento. Estamos en la Sociedad del Conocimiento, la estructura del mismo ha cambiado de la categorización y la clasificación, a las redes y las ecologías. Necesariamente habrían de cambiar los espacios y las estructuras de nuestras organizaciones.

Las escuelas mantienen la estructura y la forma del pasado, más aún, consideran perjudiciales el uso de las redes sociales y hasta lo penalizan en su reglamento interior de trabajo.

Las mentalidades de quienes están a cargo del gobierno escolar y de quienes participan como alumnos o como docentes dentro de las aulas no cambian solamente por lo que pasa fuera de la escuela. Quizás se requiera de toda una forma revolucionaria de concebir el conocimiento.

Leyendo a Siemmens pareciera que dentro de las influencias históricas que padecemos se encuentra la clasificación y en sus palabras dice

“reduce la carga cognitiva pero resulta ser una rémora cuando no refleja con precisión el NUCLEO SUBYACENTE.”

y también enfoca su pensamiento hacia la forma lineal de escribir a la que califica de una tarea exigente.

Es quizás que la tecnología anterior (pergamino, tinta, papel) nos obligaba a la escritura y lectura lineal y que esta sea la forma antinatural a la que nos hemos acostumbrado, cuando en realidad pensamos en forma de retículas o de lo que es conocido como rizoma y que lo natural sea el hipertexto, que de pronto se nos antoja caótico pero que nos va enlazando a lugares caprichosos y no determinados por la fuente única del libro, profesor.

Dice además que el anterior modelo de comunicación es unidireccional, jerárquico, creado por unos e impuesto a la mayoría: cuando los periódicos publican y nosotros leemos, cuando el radio cuenta las noticias y nosotros las escuchamos, cuando el profesor enseña y los alumnos aprenden.

En las redes la comunicación se adapta, y crea una estructura de acuerdo a intereses y necesidades con herramientas que el mismo usuario controla como blogs, trending topics e interacción aún y con la fuente original.

El reto nos alcanza a todos por igual, el cambio de costumbres es para todos, periodistas, comunicadores, lectores, audiencias, profesores, alumnos. Si quienes están a cargo no participan del cambio, más difícil es hacerlos creer que realmente algo está sucediendo.

Anuncios