La primera que se advierte,  incluye en el nombre el uso de una  letra en minúscula que antecede a las siglas para nombrar y diferenciar los que son cMOOCs o xMOOCs.
En el Modulo de presentación del MOOC Educación Digital del futuro de la Universidad Carlos III de Madrid,  Carlos Delgado Kloos los distingue en grandes rasgos en lo que concierne más a la metodología del diseño instruccional del curso, de la participación y en cierta medida en el de la evaluación y certificación.
A la c le confiere, todo el significado de una nueva teoría del aprendizaje, Conectivismo, en el que el conocimiento está no tanto en los individuos sino en las comunicaciones que se genera entre ellos, la clave está en las conexiones, en las construcciones y en lo que se aprende en la comunicación entre los que tienen preguntas y los que conocen las respuestas o dónde encontrarlas.  En esta clasificación se encuentran los primeros MOOCS propuestos por Downes y Siemmens,  les corresponde la c minúscula.
Posteriormente en el año 2011 aparecen los que posteriormente llevarán la x en su nombre y que corresponden a las iniciativas de las universidades élite y sus profesores. En el primero de ellos (Curso de Inteligencia Artificial ofrecido por la Universidad de Stanford) se inscribieron alrededor de 160,000 estudiantes de 190 países diferentes.

En estas iniciativas se presentan videos, se plantean ejercicios para reforzar y se conversa en los foros para aclarar las dudas. Al margen de la propuesta universitaria se crean los grupos “informales” entre quienes encuentran espacios conectivos y de colaboración.

Las reacciones a estas iniciativas no se hicieron esperar, desde la creación de  Udacity por los profesores Sebastian Thrun y Peter Norvig,  a las respuestas de las instituciones universitarias como Stanford (Coursera) MIT-Harvard (Edexonline), UNED (UNED COMA), en España o instituciones como Telefónica y Universia que crean Miriadax. En otros países también se observan acciones para la propuesta de MOOCs: en Gran Bretaña (Future/Learn), en Alemania(Iversity.org). También las instituciones propietarias de los LMS reaccionan y lanzan iniciativas como (coursites.com, canvas.net ó opencourseworld.de)

A raíz de la efervescencia del entusiasmo por los MOOCs seguramente la creatividad y la innovación seguirá planteando nuevas categorías y letras que vayan dando cuenta de la clasificación que requerimos para entender las diferencias, a la clasificación anterior se le ha añadido ahora la letra “a” que representa la palabra “adaptación” en estos aMOOCs no todos los alumnos son tratados de igual manera, el curso se modifica y adecúa a las necesidades del alumno. Una visita hacia la diversidad de MOOCs

La propuesta de explorArTIC, en #TRAL explora la interacción de comunidades locales presenciales con las comunidades virtuales. Este nuevo modelo de curso, masivo, abierto y en línea híbrido bien podría bien ser un hMOOC o un bMOOC recuperando la b de Blended, cómo se conocen los cursos semi-presenciales y atendiendo al énfasis de la comunicación e interacción entre los participantes también podrían ser hcMOOC o bcMOOC

Anuncios