Para promover el aprendizaje colaborativo es esencial crear condiciones de interacción multidireccional entre los participantes, la contribución a través de los diferentes puntos de vista que complementan o critiquen ciertos argumentos construyen el aprendizaje en colaboración.
Cuando dos o más sujetos construyen una solución conjunta se crean relaciones diferentes en las que se aprende a oír o leer lo que otros opinan, a no dudar del valor de nuestras contribuciones y a reconocer que es en un trabajo conjunto cómo se obtienen mejores resultados.
Convendría hacer el análisis de nuestros comportamientos colaborativos para ver cómo desde nuestra forma de trabajar y relacionarnos creamos una red colaborativa de trabajo.
En un documento en el que se trabajó la síntesis de comportamientos colaborativo en línea, quedó algo cómo esta imagen que comparto.
arañacompcolab

 

 

 

 

Las referencias utilizadas para su elaboración es un documento elaborado por Carlos Serrano Escallón de la Universidad Javeriana de Bogotá, titulado “’¿De qué trata el aprendizaje colaborativo” .  A su vez el hace referencia a la siguiente bibliografía.

Johnson, D.W., y Johnson, R. T. “Cooperation and the Use of Technology”. En Jonassen, D.H. (ed). Handbook of Research for Educational Communications and Technology. New York: Simon and Schuster Macmillan, 1996. Pp. 1017-1044

Cook, S.L. Mindfulness and Tolerance of Ambiguity in Online Communication (Computer Mediated Communication, E mail). Unpublished  PhD thesis, Denver: University of Denver, 1997.

Bonk, C.J., Malinowsky, S., Angeli, c., y East. J. “Web-Based Case Convrerencing for Pre-Service Teacher Education: Electronic Discourse form the Field”. Journal of Educational Computing Research, 19(3), 1998. p. 269-306

Anuncios